COMUNICADO DE ASAMBLEA PACHAMAMA URUGUAY

COMUNICAMOS A VECINAS Y VECINOS,

REFERENTE A LA INMINENTE FIRMA DEL CONTRATO DE INVERSIÓN ENTRE EL GOBIERNO URUGUAYO Y LA MINERA ARATIRÍ:

Desde hace semanas, llegan versiones de prensa donde integrantes de organizaciones supuestamente contrarias a la megaminería, reclaman al
gobierno que va a firmar un contrato de inversión con una empresa que no obtuvo las autorizaciones de la Dirección de Medio Ambiente (DINAMA) y no
cumple con los requisitos mínimos estipulados en la ley de megaminería.

Coincide que son los mismos que intentan impulsar un plebiscito nacional suicida, ignorando las opiniones y recomendaciones surgidas de más de
cuarenta colectivos sociales integrantes de la ANP, Asamblea Nacional responsable de la organización de las grandes marchas y de un sinfín de
movilizaciones de resistencia a estos proyectos de saqueo extractivista.

A ellos les preguntamos, ¿acaso si Aratirí cumpliera con esos requisitos el contrato sería aceptable? ¿cómo podemos supeditar la conformidad de ese
contrato al respeto de una ley que rechazamos de plano? ¿caímos nuevamente en las trampas de la legalidad, a través de la cual los «representantes»
nos imponen como válido lo inaceptable? ¿tan fácil nos olvidamos que la referida ley es inconstitucional y fue hecha a la medida de la empresa
minera?

El contrato de inversión que se dispone a firmar el gobierno implica la entrega lisa y llana de nuestros bienes naturales y nuestra soberanía. No
existe norma jurídica ni permiso gubernamental que pueda convertir a Aratirí en un emprendimiento aceptable. Vamos a resistirlo aunque obtengan
para sus carpetas los más variados y coloridos sellos burocráticos. Vamos a resistirlo a pesar de lo que la «gran» prensa repite como loro con la
esperanza de convertir lo falso en verdad, y a pesar de las «colaboraciones» que arrime la empresa para la campaña del circo
mediático-electoral.

La tierra no se vende, ni legal ni ilegalmente. LA TIERRA SE DEFIENDE!

Asamblea Pachamama Uruguay.

This entry was posted in Textos. Bookmark the permalink.