APORTES PARA LA DISCUSION

Ciudad de la Costa, Canelones 7 de febrero de 2013

A LOS VECINOS DE CIUDAD DE LA COSTA Y CANELONES TODO

A LAS ORGANIZACIONES SOCIALES DE TODO EL DEPARTAMENTO Y A LAS DEL RESTO DEL PAIS CON LAS QUE COMPARTIMOS IDEAS OPINIONES Y PROPUESTAS

A LA 3ª ASAMBLEA NACIONAL PERMANENTE EN CONTRA DE LOS MEGAPROYECTOS Y EN DEFENSA DE LA TIERRA Y LOS BIENES NATURALES

APORTES PARA LA DISCUSION

Tomando en cuenta los 3 puntos para el orden del día 17 de febrero de 2013, aportamos definiciones de nuestra asamblea

  1. Con respecto a las comunicaciones, tenemos las siguientes definiciones: a) audiciones radiales en varias radios comunitarias, b) comunicados de prensa y participación en todas las instancias que los diferentes medios de comunicación nos convoquen, c) página web o blog, d) boletín digital, volantes impresos, boletín impreso.

Estas definiciones se explican por las siguientes razones:

Es muy importante recuperar los medios de comunicación alternativos (radios comunitarias), teniendo en cuenta que los ‘’grandes medios’’ ningunean, mienten, tergiversan, ocultan información o la deforman, y el pueblo sigue desconociendo la ‘’verdad de la milanesa’’

Los comunicados de prensa, casi siempre, (en el medio local) ‘’levantan’’ nuestros planteos. No siempre nos convocan, pero, los toman como referencia para ‘’entrevistar’’ a las autoridades. Diciendo ‘’ tal organización dijo tal cosa’’, y sobre esa base se expresan las ‘’autoridades’’, a veces respondiendo y otras ‘’evitándolas’’. Cuando sucede esto último, quizá nos llaman, y nos dicen ‘’fulano dijo tal cosa’’ y nosotros, si sabemos aprovechar la instancia, también hacemos lo mismo, respondemos lo que nos conviene responder, y tratamos de hacernos ‘’los distraídos’’, sobre la pregunta concreta, si no nos interesa responder públicamente. Tratamos de no entrar en ‘’el corral de ramas que nos tienden los grandes medios’’, pero sí, de decir lo que tenemos que decir.

No podemos alejarnos de la realidad. Es real, que buena parte de la población conforma su vida y su ‘’militancia’’ a través del facebok, twiter, mails, webs, blogs, etc, etc, y todas las alternativas de redes sociales. No le quitamos la importancia, pero….nos cuestionamos seriamente su efecto. En primer lugar, porque todos ‘’creemos’’ dominar estas redes, y en definitiva las domina y controla el enemigo, en todos los órdenes. En segundo lugar, porque nos aleja del contacto personal con los vecinos. Seguimos empecinadamente convencidos que el ‘’tete a tete’’, con el vecino en la feria, el almacén, la esquina, etc,, es el mejor lugar y la mejor instancia de asumir nuestra militancia. Quizá los jóvenes nos tilden de ‘’viejos con acciones vetustas y perimidas’’, pero seguimos convencidos que la verdadera ‘’militancia’’ e intercambio de ideas, no pasa por la cibernética, pasa por el contacto humano, ‘’cara a cara, mirándonos los ojos’’. Muchos, muchos vecinos no participan en organismos colectivos por esa razón. Se informan, y sacan conclusiones a partir de los medios ‘’cibernéticos’’ o redes sociales. el volante impreso, el boletín impreso, la recorrida por las ferias, puertas de fábricas, puertas de supermercados, es la que mejor ‘’efecto’’ de comunicación, difusión y debate, tenemos. Y lo que no podamos explicar o convencer ‘’personalmente’’, los invitamos a participar en asambleas. Es mucha la cantidad de vecinos, trabajadores, ‘’damnificados’’ que no participa en colectivos, porque espera y reclama los ‘’informes’’ electrónicos u otros de redes sociales.

  1. Con respecto al punto 2 del orden del día para el 17 de febrero,

Indignados de la Costa – Parlamento Callejero, se dirigió a la opinión pública, a raíz de una ruptura en nuestra organización social.

Creemos que el documento expuesto en su oportunidad, expresa claramente nuestro entender sobre el relacionamiento con los Partidos Políticos.

Transcribimos aquí su contenido:

EL PARLAMENTO CALLEJERO, ASAMBLEAS DE VECINOS INDIGNADOS DE LA COSTA, irrumpe en la lucha por justicia social en Enero de 2012. A raíz de los aumentos en la contribución inmobiliaria, que consideramos de carácter abusivo, confiscatorio y expropiatorio, expulsando a cientos de familias de bajos recursos del territorio que eligieron para vivir.

A partir de allí nos constituimos en asamblea permanente, tomando contacto y coordinando con otros grupos de vecinos organizados de Parque de Miramar, Paso Carrasco, Colonia Nicolich, Shangrilá, Las Piedras y otras.

Allí nos encontramos con distintas ideas de cómo resolver la problemática, distintas estrategias, y hasta distintas formas de cómo interpretar la política tributaria del gobierno de Canelones del Dr. Carámbula.

Sin embargo, pudimos compartir instancias de debates, acciones callejeras conjuntas, documentos de acuerdo, etc. Nos complementamos.

Los INDIGNADOS, constituidos en ASAMBLEA DE VECINOS, PARLAMENTO CALLEJERO, no solo debaten sobre las políticas sociales, el cobro de tributos desproporcionado al ingreso de las familias y el destino de lo recaudado. Sino que retoman en parte las propuestas, la historia y las experiencias de casi 20 años de lucha de los vecinos, en lo que hoy es Ciudad de la Costa.

Es así, que las bases de la propuesta presentada al legislativo comunal, se convierte en la mas seria que cualquier sector con representación parlamentaria, haya hecho sobre política tributaria. Y no porque sea una propuesta acabada, sino por que sienta las bases para un proyecto departamental con justicia social.

Es que no nos olvidamos de la lucha por el fondo de obras para zona balnearia ( FOZB ), la resistencia y posterior derrota de la contribución de Tabaré Hackenbruch, los recursos interpuestos en 2006 ante el parlamento de por lo menos tres grupos de vecinos. Dada la política continuista del Dr. Carámbula.

No nos olvidamos de la creación de la Comisión en Defensa del Agua, la posterior pelea por el reconocimiento del plebiscito aprobado por el pueblo y desconocido por el gobierno de Tabaré Vázquez. La lucha por el saneamiento, el juicio contra la presencia de las piletas de oxidación contaminantes en El Pinar, proyectos de salud, policlínica de Pinar Norte (autódromo), y tantas otras luchas.

Y en todas esas instancias los vecinos del Pinar participamos en forma organizada.

Nos presentamos hoy ante este nuevo escenario, donde campean las mismas viejas recetas, que descargan sobre las espaldas de los que menos tienen, los tributos confiscatorios, mientras a los grandes comerciantes, empresarios de zonas francas (ahora llamadas “zonas económicas especiales” ), etc., se los exoneran de impuestos y se les otorgan beneficios.

Bien, nos presentamos buscando la mayor unidad de vecinos hartos de politiquería. Nos presentamos llamando a la inclusión, a la organización participativa y horizontal. Pero nos presentamos también profundizando la discusión de las políticas aplicadas en nuestro perjuicio, y haciendo el esfuerzo de buscar los orígenes de tales políticas, y contraponerles las propuestas de los vecinos que contemplen por sobre todas las cosas la justicia social. A sabiendas que beneficios y exoneraciones para los ricos, equivalen a gravar a los pobres y a perder servicios  como salud, educación, vivienda, transporte y otros servicios públicos.

Es hora de buscar respuestas. No las hemos encontrado ni en los partidos tradicionales ni en los que irrumpieron con las banderas de izquierda. Asistimos con incomprensión a nuevas recetas de partidos “alternativos” que no van mas allá de reproducir las mismas viejas prácticas que desencadenan en el alejamiento de las  masas, y sustituyéndolas. Las expectativas de cambio se diluyeron con este gobierno también. Y asistimos a confrontaciones de definiciones  en el sentido de quien es mas de derecha o quien mas de izquierda. A nuestro juicio el cambio pasa por si se aplican cambios revolucionarios, que ataquen y reviertan una situación de fondo. Y creemos que el involucramiento de las mayorías del pueblo resuelve el problema. Es hora de buscar respuestas pues, en los vecinos, en el pueblo organizado.

Y en esta pelea es que encontramos en la ley de ordenamiento territorial (entre otras), el cheque en blanco para que gobierno e intendencias encuentren el vehículo para enajenar el patrimonio de los ciudadanos. Su manifestación local se expresa en el Costa Plan, los altos tributos y los intentos de privatizaciones como la del parque Roosevelt.

Pero bajo qué propuesta llamamos a la unidad, a la coordinación, a la acción conjunta de las distintas organizaciones sociales del departamento?

No lo hicimos a partir de nuestras definiciones, de nuestro proyecto de contribución inmobiliaria, ni de nuestra interpretación de que la privatización del Parque Roosevelt se ejecutaba bajo la misma ley madre que entregaba el territorio nacional a las mineras extranjeras, el puerto en Rocha, el puente sobre Laguna Garzón, (ruta 10 que nace aquí en la Ciudad de la Costa y se extiende hacia Laguna Garzón), o la tierra para monocultivos, muchos de ellos transgénicos, (el 100% de la soja que se cultiva en nuestro país es transgénica), los agrotóxicos que están contaminando el agua (ejemplo claro Laguna del Cisne), que nos enferman, nos quitan soberanía y por lo tanto, recursos económicos.

Lo hicimos a partir de la propuesta de autonomía de las organizaciones sociales, del respeto a su grado de desarrollo. Sin que nadie avasalle, ni se vea obligado a rebajar su planteo. LO HICIMOS A PARTIR DE LA SINTESIS DEL CONJUNTO DE ORGANIZACIONES VECINALES, Y LA APLICACIÓN PROGRESIVA DE LOS ACUERDOS.

Promediando el año, varias organizaciones sociales con las que compartimos acuerdos se fueron desmembrando, fundamentalmente por la falta de soluciones a los reclamos de los vecinos. En otras se agudizaron las diferencias y se debilitaron. Y están las que aún resisten mas allá de mermas y desencuentros.

Pero no es novedad para nosotros, que con el paso del tiempo sin dar respuestas, se apunte al desgaste.

Ante este panorama, INDIGNADOS DE LA COSTA acogió a varios vecinos que se acercaron de otros barrios. Por afinidad en las ideas, por continuidad en la movilización, por el debate de propuestas, en fin. Pero por sobre todas las cosas (porque así lo definimos en asamblea), somos una organización vecinal, autónoma e independiente del gobierno, del Estado y de los Partidos Políticos. Horizontal, participativa y que lucha por la justicia social y la soberanía. Y no excluye a ningún vecino por su orientación religiosa, opción política partidaria, así fuera votante, simpatizante o militante. Siempre y cuando se fuese coherente y consecuente con la definición de los postulados resueltos en asamblea.

Pero algo que la experiencia nos enseñaba, y que habíamos vivido en épocas pasadas como un trago amargo, se nos estaba escapando de las definiciones. Y nos debilitaba como a merced de un grupo de células malignas.

Nuestro  trabajo en el barrio nos permitió cierta inserción en ámbitos en donde podíamos recurrir a la solidaridad de los vecinos, solidaridad entre notros mismos.

Es así que llegado el invierno, la emisora de la Costa 87.7 FM nos abre la puerta para el funcionamiento de la asamblea, reuniones de coordinación con otros grupos, reuniones con ediles, abogados, técnicos, etc,. Antes, ya había ofrecido espacios para la difusión de nuestros planteos.

Meses después, un vecino de nuestra asamblea integra el directorio de la radio. Mas adelante, otros vecinos vinculados a la radio integran y colaboran con la asamblea de INDIGNADOS. INDIGNADOS ya tiene un espacio permanente en la radio y un compromiso con ella. Que no es mas que un instrumento de la comunidad.

Un comportamiento incorrecto, fuera de lugar. Desvinculado del interés del colectivo vecinal, por parte de un grupo de vecinos pertenecientes a una organización política partidaria, que personalizó enfrentamientos entre vecinos y con integrantes de la emisora local. La que nos dió la oportunidad de salir al aire todas las semanas, y tomar así contacto con los vecinos. Llevó a una fractura de indignados, que puso en riesgo el espacio ganado en esa emisora, tanto en el eter, como en el espacio físico del que disponemos para reuniones y actividades, y a la propia organización social.

No ver la amplitud del espacio que implica una organización social, su heterogeneidad, su lento amalgamamiento de definiciones, estrategias y prácticas, es propio de grupos de afinidad ideológica, que por lo general existe en un partido político. Algo que no cuestionamos en su interior (no podría ser de otra manera). Pero que no puede ser trasladado a una organización social, reivindicativa, y que si hubiere aportes ideológicos (que los hay), son de variadas tendencias. Son insumos que deben aportar al desarrollo y a elevar el nivel de conciencia  de interpretación de la sociedad de clases en la que vivimos y su forma de producción, distribución y consumo. Proceso que no le podemos poner fecha de finalización, por lo tanto, no es posible resolver en ese marco lo que algunos ya puedan tener resuelto en sus cabezas.

Lo que la experiencia nos indica, es que las organizaciones políticas partidarias, al interior de las organizaciones sociales, no son compatibles, a menos que la asamblea ejerza un estricto control en la ejecución de las políticas, y todo su accionar táctico, estratégico y programático, resuelto por el colectivo. Son el colectivo, la asamblea en su conjunto los responsables.

Asistíamos el pasado viernes 14 de Diciembre, en el programa ‘’Esta Boca es Mía’’, que conduce por canal 12 la señora Victoria Rodríguez, a un debate sobre megaminería. Quién podría decir que con uno de los panelistas, el ing. agr. Cesar Vega, no compartimos ideas sobre el tema y lo que entendemos por justicia social. Pues bien, podemos decir que su intervención fué mas que pobre, aunque sabemos que elementos tiene de sobra para cuestionar tal proyecto. Sin embargo, en torno al compañero Cesar Vega, giró su partido y el reparto de camisetas que lo identifican.

La derrota a la política tributaria del ex intendente Tabaré Hackenbruch tomó estado público nacional. Fué producto de la lucha de los vecinos organizados. Llegó hasta el Parlamento y allí también fue derrotada con mayoría de votos a favor del reclamo de los vecinos. Aunque no aparece la ‘’partida de defunción’’ de dicha resolución.

Pero los vecinos fueron mas allá. Como lo hicimos hoy, votaron en aquella oportunidad en asambleas multitudinarias, un proyecto de contribución inmobiliaria.

Ni de aquella derrota a aquel intendente se tiene certificado de defunción alguno, ni aquel proyecto de los vecinos llegó vivo a destino, fue trocado a espaldas de las asambleas que lo dió a luz, y entregado por 5 impostores, militantes de la fuerza política partidaria que luego en 2005 asumiera el gobierno. Mas tarde, en 2006, los vecinos de la costa esperábamos que se anunciara la eliminación del mazazo tributario Hackembruch, sin embargo el Dr. Carámbula anunciaba que el presupuesto no podía ser modificado…, y los vecinos desmovilizados.

Y por qué hoy volvemos a tropezar con la misma piedra? Porque de alguna manera somos ingenuos, y en parte, confiamos en personas y no en el colectivo.

Pues bien, hoy hay un alejamiento de un grupo político partidario de LA ASAMBLEA DE VECINOS INDIGNADOS DE LA COSTA. Porque su práctica lo aleja. Lo aleja porque no somos un partido político, somos vecinos organizados. Y aunque consideramos a los partidos políticos, como parte de las organizaciones sociales, su propia estructura no es compatible con una organización social de nuestras características, amplia y participativa. Preferimos salvaguardar el espacio y esfuerzo de los vecinos por trabajar sin excluir a nadie que acuerde con la definición por la que luchamos.

Pero no seremos rehenes de ninguna fuerza exterior a la organización vecinal.

Tampoco seremos enemigos de los vecinos que difieran con las ideas y objetivos de INDIGNADOS.

Si nuestras definiciones alejan a otros grupos de vecinos, organizados o nó, eso no nos tendría que alejar de la lucha por los objetivos que nos son comunes. Pero si son tan profundas las diferencias que inhibe nuestro desarrollo y nos empantana en polémicas que paralizan la elaboración de ideas, propuestas y estrategias, es obvio que ese punto de encuentro no se puede dar en el marco de una organización común. Sino en el de los acuerdos puntuales, Allí donde las coincidencias sean firmes.

Por lo tanto, crecerán por separado nuestras fuerzas he ideas. En algún punto, en algún momento, puede que hayamos crecido lo suficiente para marchar juntos.

Tendremos la grandeza si entendemos que si no podemos compartir un mismo grupo de trabajo, la solución no será seguir apedreándonos el rancho. Sino, volver la mirada hacia dentro, elevar los niveles de compromiso, participación y elaboración de las ideas sobre qué sociedad queremos construir para vivir. Los que hoy no saben lo que pasa tienen que saberlo, es necesario para saber por qué luchar. Comprender los orígenes y conocer las causas de las injusticias que vivimos. El enemigo no está entre nosotros, ni la solución tampoco, la solución está en las amplias mayorías de masas excluidas. Ese es nuestro lugar y nuestro compromiso.

Parece haber un estadio, en donde la mediocridad nos alcanza a todos los hombres, en mayor o menor medida. Desterrémosla, si es que vamos por los mismos intereses.

  1. Con respecto al punto 3 del orden del día del 17 de febrero

Acordamos en primera instancia con los planteos de Colectivo Sauce. Quizá deberíamos ver la posibilidad de implementar una marcha en Montevideo, luego de turismo, complementaria de las otras actividades.

ASAMBLEA DE VECINOS INDIGNADOS DE LA COSTA – PARLAMENTO CALLEJERO 

Febrero de 2013